ARCHIVOS POLICIACOS


EL CASO PARRAS

 


casao parras

+ Cuatro mujeres y un estilista fueron ejecutados por hombres y jóvenes perversos que aterrorizaron a Aguascalientes en el 2009

+ Tras el proceso un juez aplicó a cada uno de los homicidas una sentencia sin precedentes e histórica de 120 años de cárcel a cada uno

Indiscutiblemente que uno de los casos que más aterrorizó a Aguascalientes hace algunos años, concretamente el 2 de mayo del 2009, fue el múltiple asesinato en el fraccionamiento Parras, un hecho verdaderamente espeluznante que le costó la vida a cuatro mujeres y un estilista porque ¨presuntamente sabían demás¨. Fue indudablemente uno de los hechos más sangrientos en muchos años y afortunadamente se logró la captura de los homicidas a los que en marzo del 2014 un juez les aplicó una sentencia verdaderamente sin precedentes e histórica al imponerles 120 años de cárcel a cada uno así como a fuertes remuneraciones económicas.

Hoy en la gustada sección de HISTORIAS POLICIALES QUE CONTAR vamos a tratar de abordar algunos pasajes de este horripilante hecho que enlutó a varias familias y provocó un gran dolor a los familiares de los homicidas. Por lo tanto en FUERZA AGUASCALIENTES hablaremos hoy de la perversidad de al menos cinco sujetos, la mayoría de ellos jóvenes, que echaron a perder su vida y la de sus víctimas, horrorizando como pocas veces a Aguascalientes. El reportaje lo realizamos en varias investigaciones que realizamos en los archivos por lo que el lector en algunos párrafos podrá encontrar fechas sobre el múltiple asesinato, las capturas y luego las sentencias que se dieron en marzo del 2014.

SENTENCIA

Sentencia ejemplar e histórica en la impartición de justicia en el Estado de Aguascalientes, fue otorgada por el Juzgado Tercero de lo Penal, en contra de Juan Alberto Olivares Guerrero, Arnulfo de la Peña Zúñiga, y Mario Alberto García Rosas, señalados como responsables del múltiple homicidio registrado en el año 2009 en el interior de un domicilio particular en el fraccionamiento Parras, donde perdieran la vida cuatro mujeres y un hombre. Los hechos tuvieron verificativo el sábado 2 de mayo de ese año. Gracias a una llamada a la guardia de agentes de la Policía Ministerial, arribaron al domicilio personal de la Procuraduría General de Justicia encabezados por un Agente del Ministerio Público, quienes descubrieron que en el interior de la casa marcada con el numero 120 de la calle Misión del fraccionamiento Parras, se había registrado un multihomicidio, donde cuatro mujeres y un ahombre habían sido asesinados y cuyos cuerpos estaba maniatados de pies y manos con alambre; del mismo modo, la necropsia arrojó que la causa de muerte fue asfixia por estrangulación.

Más tarde, los cuerpos fueron identificados con los siguientes nombres: Rosa Angela Larios Esparza de 22 años, las hermanas Judith Elizabet y Blanca Patricia de apellidos Acevedo Jiménez de 25 y 24 años respectivamente, Elías Hernández de la Rosa quien contaba con 32 años y Raquel Garza Nieto; del mismo modo los agentes ministeriales comenzaron las pesquisas descubriendo que a las hermanas las habían visto por última vez con un sujeto de nombre Mario Alberto García Rosas, quien al momento de revisar los archivos criminales, se descubrió que contaba con antecedentes policiales por delitos contra la salud, por lo que regresaron al domicilio donde tuvieran verificativo los acontecimientos, donde se logró la detención del sujeto en cuestión, quien fue trasladado al edificio de Policía Ministerial y previo interrogatorio, terminó diciendo que el y tres personas más habían cometido el multihomicidio, pero que habían sido contratados por una persona de nombre Bernardo Magaña Rosas apodado “EL BERNA”.


caso parras

Que este sujeto les había dicho que tenían que matar a esas mujeres por que sabía que habían hablado de más con las autoridades en relación a la distribución de drogas en la ciudad y algunos delitos de delincuencia organizada, por lo que planeó que a las mujeres las llevaran con engaños a la casa del fraccionamiento Parras, donde en el interior les quietarían la vida. Con los domicilios del resto de los cómplices, los agentes ministeriales comenzaron la cacería logrando la detención de Juan Olivares Guerrero y Arnulfo de la Peña Zúñiga, quienes corroboraron la declaración de Mario Alberto, destacado que al momento que recogieron a Rosa Angela, estaba acompañada de Elías a quien le dijo que lo acompañara sin saber que ya no volvería a su domicilio.

Dentro de sus declaraciones los homicidas, manifestaron que cuando las víctimas ingresaron al domicilio “El Berna”, y los ‘últimos dos detenidos los esperaba con armas largas, por lo que inmediatamente, sometieron a sus víctimas y uno por uno fueron llevados a una recamara de la parte superior del domicilio, donde los acostaban sobre una cama y con las manos atadas con un alambre, les colocaban una almohada en su cara hasta que dejaban de respirar, para ir formando los cuerpos en el piso.

Posteriormente ya cerca de las seis de la mañana del siguiente día, abandonaron el domicilio para dirigirse a sus casas y descubrir que la policía había encontrado los cuerpos de las víctimas horas después. Por su parte los detenidos fueron enviados a la casa de arraigos de la Procuraduría de Justicia, donde días después se otorgaba la orden de aprehensión y posterior dictar el auto de formal prisión y dar inicio a su proceso penal el cual llegó a su conclusión con el dictamen de pasar 120 años cada uno de los sentenciados tras las rejas, así como conminarlos al pago de $875,567.20 pesos por concepto de reparación del daño a los familiares de las víctimas y al pago de $77,925,00 pesos para cubrir el fondo de administración de justicia.

LIBRES

Tiempo después quedaron en libertad dos hombres que fueron arraigados por 30 días tras la ejecución de cuatro mujeres y un homosexual, registrada el pasado 2 de mayo en el fraccionamiento Parras. Quienes obtuvieron su libertad al no podérseles comprobar participación alguna en la ejecución responden al nombre de Iván Sabino Gámez Saucedo, de 28 años y su hermano Erick Alejandro. El primero resultó ser arrendatario de la casa marcada con el número 120 de la calle La Misión, en el fraccionamiento Parras, donde se registró la ejecución de las mujeres y el homosexual. Mismo que le fue rentada por su amigo Víctor Manuel Saldívar Gaytán, y que dejó solo desde el 15 de febrero, para irse a vivir a la finca de sus suegros ubicada en La Gremial, por un tiempo mientras su esposa se reponía de dar a luz. Por tal motivo fue detenido al lado de su hermano Erick Alejandro, y arraigado por 30 días, por petición de la Procuraduría General de Justicia -PGJE-, mismo que fue concedido por el juez Tercero de lo Penal.

Su captura se dio la mañana del día que se suscitaron los hechos a las afueras de una tienda de autoservicio ubicada al norte de la ciudad, en donde se quedó de ver con los uniformados, quienes lo estaban buscando a través de su padre. Lo anterior porque varios vecinos aseguraron que su hermano Erick Alejandro y algunos tipos sospechosos que viajaban en automóviles y camionetas bastante ostentosas acudían al citado inmueble, y que al parecer eran amigos de "Los Caches", que fueron ejecutados en Jesús María en mayo del 2008. Sin embargo al no poderles encontrar relación con la quíntuple ejecución fueron dejados en libertad tras concluir el arraigo al que fueron sometidos.


casos oparra

Las víctimas fueron identificadas como Raquel García Nieto, de 21 años, originaria de Nuevo Laredo, Tamaulipas, Rosa Angela Larios Esparza, de 22, Judith Elizabeth Acevedo Jiménez, de 25, Blanca Patricia Acevedo Jiménez, de 24 y Elías Hernández de la Rosa, de 32, estos cuatro originarios de Aguascalientes. Tras su ejecución fueron apresados quienes dijeron llamarse Arnulfo de la Peña Zúñiga, Mario Alberto Rojas y Juan Alberto Olivares Guerrero, el cual dijo haber sido elemento de la Policía Municipal, quienes coincidieron en señalar a Bernardo Magaña Rosas, alias "El Berna", como autor intelectual de la masacre, mismo que recibió órdenes de "El Jefe". Este aún sigue prófugo de la justicia, al igual que "El Franco", quien ayudó a matar a las víctimas y "El Jefe", el cual ordenó que las asesinaran.

LA CAPTURA DEL MOTOMANIACO

Elementos de la Policía Ministerial del Estado, llevaron a cabo la detención de Iván Sabino Gámez Saucedo, alias "El Motomaniaco", de 36 años quien contaba con una orden de aprehensión por el delito de Delincuencia Organizada, girada por un Juez de Distrito de Jalisco. A través de los convenios de colaboración que existe entre las autoridades federales y estatales, se logró la detención de Iván Sabino, quién fue ubicado en esta ciudad, toda vez que trabajos de investigación descubrieron que "El Motomaniaco" tenía un domicilio en el fraccionamiento Trojes de San Cristóbal. Con estos datos, la Policía Ministerial implementó un discreto operativo el cual dio resultados positivos, al ubicar a Iván Sabino en el cruce de la Avenida Universidad y la calle San Antonio, en el fraccionamiento San Cayetano. Inmediatamente, los policías investigadores lo detuvieron y trasladaron al edificio de Averiguaciones Previas, a disposición del Ministerio Público, quien le notificó que el Juzgado IV de Distrito de Procesos Penales y Federales en el Estado de Jalisco, le había girado una orden por el delito de Delincuencia Organizada.

En su declaración Iván Sabino, confesó que Edgar Eduardo Garza Murillo alias "El Negro" lo señalaba como participante en el asesinato de cuatro mujeres y un hombre el 2 de mayo del año 2009. El múltiple homicidio se registró en una casa del fraccionamiento Parras, ubicada en la calle Misión número 120, inmueble que era de su propiedad y que lo proporcionó para que ejecutaran a las cuatro mujeres y a un estilista, tras haber recibido una orden de "El Jefe". Debido a que las autoridades federales llevaban la investigación, fue esa instancia quien determinó la probable responsabilidad en la organización y ejecución de las víctimas que fueron identificadas como Raquel García Nieto, de 21 años, originaria de Nuevo Laredo, Tamaulipas; Rosa Ángela Larios Esparza de 22; Judith Elizabeth Acevedo Jiménez de 25; Blanca Patricia Acevedo Jiménez de 24 y Elías Hernández de la Rosa de 32, estos cuatro originarios de Aguascalientes.


caso parras

Tras su ejecución fueron capturados quienes dijeron llamarse Arnulfo de la Peña Zúñiga, Mario Alberto Rojas y Juan Alberto Olivares Guerrero, el cual dijo haber sido elemento de la Policía Municipal, quienes coincidieron en señalar a Bernardo Magaña Rosas, alias "El Berna", como autor intelectual de la masacre, por órdenes de "El Jefe". Finalmente, Iván Sabino Gámez Saucedo, fue trasladado bajo un fuerte dispositivo de seguridad a la ciudad de Guadalajara, Jalisco donde quedó a disposición de la misma autoridad federal.

CONFESIÓN

Los detenidos Arnulfo de la Peña Zúñiga, Mario Alberto Rojas y Juan Alberto Olivares Guerrero, confesaron que el viernes 1 de mayo del 2009, Bernardo fue a buscar a su primo Mario a su domicilio que se ubica en el fraccionamiento Ojocaliente, e iba acompañado de su cónyuge y su hijo, invitándole a hacer un "trabajito" pero en ese momento no le dio mayores detalles. Luego se trasladaron al domicilio de Bernardo, ubicado en el fraccionamiento Lomas del Ajedrez, a bordo de su auto Ford K, color gris y al quedarse solos, le comentó que lo que tenía que hacer, era acudir a un domicilio ubicado en el fraccionamiento Parras, al que llegarían varias mujeres que habría que matar y éste aceptó. Bernardo también invitó al múltiple crimen a sus amigos "El Franco", y a Arnulfo, así como a Juan Alberto a quien había conocido algunos meses atrás ya que ambos trabajaban en una constructora.

El viernes 1 de mayo "El Franco" y Arnulfo acudieron al domicilio de "El Berna" quien ya se encontraba acompañado de Mario y los cuatro fueron a La Barranca por Juan Alberto. Enseguida se trasladaron al bar "11-25" donde compraron una botella de whisky, refrescos y bebidas energetizantes y luego se dirigieron a la casa ubicada en la calle Misión número 120 del fraccionamiento Parras donde se perpetraría el asesinato de las cuatro mujeres y el estilista, concretándose Bernardo a comentarles que los ejecutarían porque sabían de más, sin especificarles qué. También les mencionó que dos sujetos llevarían a las cuatro mujeres a las que tenían que asesinar y que él fingiría pelear con el par de individuos que arribarían con las féminas para que no fueran a sospechar. La madrugada del sábado llegaron los dos individuos con las cuatro mujeres, una de las cuales se quedó hablando por teléfono en la calle, pero también iban acompañados por el estilista.

"El Berna" se dirigió con los dos sujetos que llevaban a las mujeres y les dijo que se habían pasado de "rosca", por lo que los sacó a la calle y duró 10 minutos hablando con ellas. Mientras tanto, Juan Alberto, Arnulfo y Mario Alberto que se encontraban escondidos en el patio de la vivienda, salieron con las armas de fuego que les había entregado "El Berna" y amagaron a las mujeres y al estilista a quienes subieron a la planta alta y las encerraron en habitaciones separadas.

Cuando entró "El Berna" dijo que "El Jefe" con el que había hablado por celular le había ordenado que mataran a las cuatro mujeres y al estilista. En la misma confesión señalaron que a partir de las tres de la mañana comenzaron a matarlas. Las llevaron una por una a un cuarto, las acostaban boca arriba, Mario se subía encima de ellas a la altura del pecho mientras que Juan Alberto las tomaba de los brazos para inmovilizarlas y "El Franco" les colocaba una almohada en la cara para asfixiarlas y luego las estrangulaba con un gancho para la ropa.

Al último que asesinaron fue al estilista.


caso oparras

Consumados los cinco asesinatos los cuerpos los bajaron a la sala del primer nivel, los acostaron sobre el piso y los cubrieron con unas sábanas. Por cierto que al que le tocó asesinar al estilista fue Arnulfo y lo hizo por órdenes de "El Berna" quien volvió a llamar por teléfono y escucharon que decía que todo había salido bien. El mismo sábado a las ocho de la mañana "El Berna" y "El Franco" salieron de la casa diciéndoles a sus cómplices, -los autores materiales del multi-homicidio- que irían a la tienda y que los esperaran, pero ya no volvieron. Esta situación extrañó a Juan Alberto quien salió de la casa con la intención de darse a la fuga, pero en esos momentos llegaron elementos de la Policía Preventiva y lo detuvieron. ,Los uniformados acudieron al inmueble porque habían recibido una llamada anónima donde les notificaban que en el interior de la finca había personas amordazadas, por lo que al irrumpir en la casa, encontraron los cuerpos sin vida de las cuatro mujeres y el estilista. Al verse descubiertos los otros dos homicidas intentaron darse a la fuga a través de las azoteas pero finalmente fueron capturados.

IDENTIFICADAS

Momentos después del terrible multi asesinato fueron identificados cuatro de las cinco personas ejecutadas la madrugada del sábado 2 de mayo del 2009 en un domicilio ubicado en el fraccionamiento Parras, al nororiente de la ciudad -tres mujeres y un hombre-, sólo falta por ser identificada una mujer de entre 30 y 35 años. Toda una auténtica cacería ha emprendido la Policía Ministerial para localizar a Bernardo Magaña Rosas, sujeto que presuntamente contrató a los tres detenidos para que mataran a las cuatro mujeres y al hombre, que fueron llevados por dos sujetos, con engaños a esa finca, porque "hablaron de más". La Procuraduría General de Justicia del Estado -PGJE- investiga la posible relación de este hecho inédito en lo que que va del año en el estado, con la ejecución de un pintor, que fue ejecutado el Viernes Santo, en Gabriela Mistral y el paso a desnivel de López Mateos, y actos delictivos.

Las mujeres llevaron en vida el nombre de Rosa Angela Larios Esparza, tenía 22 años, y su casa en la calle Azahar 4114, en el Infonavit Pirules; Judith Elizabet Acevedo Jiménez, de 25 y Blanca Patricia Acevedo Jiménez, de 24, ambas hermanas, con último inmueble en Dr. Pedro de Alba número 312, en el barrio de San Marcos. El hombre, del cual se confirmó que era homosexual y estilista, respondió al nombre de Elías Hernández de la Rosa, contaba con 32 años y tuvo su última vivienda en el número 122-A de la privada Casimira Arteaga, en el fraccionamiento López Portillo; y sigue sin identificar una mujer de entre 30 y 35 años, que tienen como características dos tatuajes, una imágen de San Judas Tadeo y una mariposa.


caso parras

Todos fueron llevados a la finca marcada con el número 120 de la calle La Misión, ubicada en el fraccionamiento Parras, por dos tipos, de los cuales se desconoce su identidad, en donde ya se encontraban los sujetos que las mataron, quienes fueron contratados por Bernardo, alias "El Berna", quien sigue prófugo de la justicia. A la casa arribaron cerca de las 22:00 horas, y tras ingresar fueron encañonados por Juan Alberto Olivares Guerrero, ex policía preventivo, Arnulfo de la Peña Zúñiga, Mario Alberto García Rosas y "El Franco", los tres primeros arrestados, todos llevados al lugar por "El Berna", quien al llegar a esa vivienda les entregó armas largas y les dio las indicaciones de que se ocultaran en el baño y que salieran cuando escucharan una discusión. Tras ser encañonadas las cuatro mujeres fueron atadas de pies y manos, al igual que el estilista, y los tipos que las llevaron con engaños argumentando que acudirían a una fiesta, se alejaron tranquilamente del inmueble, ya que su trabajo únicamente fue llevarlas, y posteriormente los cinco fueron distribuidos por toda la finca, para luego uno a uno ser llevado a un cuarto que usaron para matarlas.

Según la declaración de los apresados, primero las recostaban en la cama, luego uno de ellos le tapaba la cara con una almohada, otro le detenía los hombros y otro la asfixiaba con un gancho de fierro, para luego recostar el cuerpo a un costado de la cama e introducir a la habitación a la siguiente víctima, siendo el último el homosexual. Todos los cuerpos fueron recostados sobre el suelo, envueltos en una sábana blanca, amontonados, en la planta baja, en donde fueron localizados por elementos de la Policía Municipal, quienes fueron los primeros en llegar a la finca, y a un costado de los cadáveres dejaron las pertenencias de ellos -los zapatos y bolsas-.

DECLARACION DE LOS APREHENDIDOS

Los tres declararon que fueron contratados para matar a las cuatro mujeres y al hombre, porque "hablaron de más", según Bernardo, alias "El Berna", primo hermano de Mario Alberto, uno de los hombres capturados en la casa, y que éste los recogió la noche del viernes en diferentes puntos de la ciudad, para luego llevarlos a todos al domicilio donde mataron a las víctimas. Coincidieron en decir que al llegar a la casa, de dos pisos, en color blanco, "El Berna" les entregó un arma larga y les dijo que se ocultaran en un baño, que ya no tardaban en llegar las víctimas y ellas iban a ser llevadas por dos personas, con quienes aparentaría él tener una pelea, y que al escuchar los gritos ellos tenían que salir. Ninguno de los tres se conocía entre sí, y que horas después de haber matado a las féminas, como a las ocho de la mañana, mencionaron que "El Berna" le dijo a "El Franco" que lo acompañaran a la tienda, y que más tarde llegaron las patrullas, que ellos intentaron escapar por la parte trasera de la vivienda, pero que ya estaba el helicóptero sobrevolando la zona y que los capturaron.


caso parras

RELACION CON EJECUCION DE PINTOR

El procurador de Justicia, Edgardo Valdivia, dejo entrever en una entrevista con un medio local, que este acto podría tener relación con la ejecución del pintor, que fue sorprendido en Gómez Morín y el paso a desnivel de López Mateos, el pasado Viernes Santo, y lo que ya se está investigando y dijo que se investigará si hay relación con otros actos de esta índole acontecidos en el estado los últimos meses.

DECLARA DUEÑO DEL INMUEBLE

Por su parte Iván Sabino Gámez Saucedo, de 32 años, con actual inmueble en la calle Enrique Estrada 905, en la Gremial, quien rentaba la finca -desde hace un año y medio- declaró que dejó de habitar ahí desde hace cinco meses, y que se fue a vivir a casa de su suegra porque su esposa estaba por dar a luz, pero que siguió conservando dicha vivienda. Dijo que el pasado 22 de abril se encontró a un amigo, al cual conoce como Paul García alias "El Mochis", quien se dedica a dar espectáculos de moto, y que es originario del Estado de México, y que éste le dijo que estaba aquí por la Feria y que venía a dar espectáculos, pero que no tenía dónde quedarse, por lo que le pidió esa finca, aprovechando que no estaba viviendo ahí, que se la prestó y que no volvió a saber más de él hasta ese día por la mañana

El 15 de noviembre del 2013, se dio a conocer la sentencia ejemplar e histórica en la impartición de justicia en el Estado de Aguascalientes, dictada por el Juzgado Tercero de lo Penal, en contra de Juan Alberto Olivares Guerrero, Arnulfo de la Peña Zúñiga, y Mario Alberto García Rojas, señalados como los autores del múltiple homicidio registrado el sábado dos de mayo del 2009, en el interior de un domicilio particular ubicado en el fraccionamiento Parras, donde fueron ejecutadas cuatro mujeres y un hombre. Además, también fueron sentenciados al pago de 875 mil 567 pesos con 20 centavos, por concepto de reparación del daño a los familiares de las víctimas y al pago de 77 mil 925 pesos para cubrir el fondo de administración de justicia

#archivopoliciacos

286 visualizaciones0 comentarios