ARRASTRE LENTO


HOY NO ANDO DE HUMOR,…. NO ME GUSTA LA CELEBRACIÓN DEL DÍA DE MUERTOS

 

Por José Caro

Hoy amanecí con humores de disgusto y contrariedad. No me gusta la celebración del día de los muertos, como tampoco me gusta que insistan en la versión de que el toreo es cosa muerta. “ILUSOS” Hoy, por mis humores, me ha costado trabajo borronear palabras, comas y acentos en el teclado de la computadora. No ando de humor. “NO ME GUSTA LA CELEBRACIÓN DEL DÍA DE MUERTOS. TAMPOCO ME GUSTA CELEBRAR A LAS VOCES QUE INSISTEN EN AFIRMAR QUE EL TOREO TIENE EL POLVO DE LOS DIFUNTOS”. “ILUSOS”.

Avaramente la contrariedad le ha robado creatividad a la inspiración. Hoy me siento de malas,… “Y TODO PORQUE, ENTRE QUIENES PREFIEREN PONERSE HASTA ATRÁS CON RÍOS ETÍLICOS CON PRETEXTO DE REVENCIAR A LOS DIFUNTOS, ALEGAN QUE EL TOREO ES COSA MUERTA”.

HOY NO ANDO DE HUMOR,..

Aún así, todavía me queda energía para cuestionarme entre alaridos de tormento: ¿Qué explicación tiene el borlote que arman los seres humanos en el “día de muertos”? ¿Por qué celebrar con aires de pachanga “ya no ver a quienes ayer veían”? ¿Cómo es posible que los mexicanos –o acaso el ser humano en general- “compartan” diversión y dolor por ya no poder “compartir” con aquellos que en fuga y sin ruta de regreso ya no “compartirán” la luz de los nuevos días?

Recuerdo haber escuchado –al fallecer mi madre- con tortuosa resignación la oración del padre al aplicarle los óleos: “Que el cielo con sus manos dirija la luz de tu alma que va a encontrarse con el sol del universo”. El aire y las voces guardaron silencio,…. la atmósfera lúgubre, dominante, reclinó la tristeza sobre mi adolorido corazón. Y en la proa el viento enmudeció la alegría,… ¿Dónde estás, donde habitas, lejana y sola, madre mía?

Aquel trance es ahora triste recuerdo, ¿por qué entonces ahora convertirlo -y celebrarlo- en “pachanga”?

Aplaudo, eso sí, que los hombre con la ofrenda perfumada de las flores depositadas en la tumba de sus seres queridos jueguen ajedrez de colores, y “compartan” con el arco iris –trasluz de lágrimas- la policromía de la esperanza. Doy por cierto que cuando las voces cantan sagrados himnos en las palmas del viento,…… son voces de dolor,…. son voces de tristeza,…… son voces de lamentos,….. Lo demás,… lo demás son absurdas irreverencias mundanas.

LO CIERTO ES QUE RÍO….

Río –sin dejo de burla- de todos aquellos que, al margen de la profana celebración de hoy, dan por muerto al toreo. Cuanto me apena que no tengan vida sus ojos para admirar, con aires de contemplación, la Fiesta de toros que, a pesar de haberse visto agónica en diversos momentos, está reluciente y llena de vida. Y presiento que, en caso de que llegara a ocurrir el fallecimiento del toreo, en verdad seríamos miles y miles de occisos “asesinados” por la desventura de quienes guardan en su pecho un corazón de piedra. Cuánta pena me causan quienes no logran hacer soñar,… si soñar se llama, incapaces de llorar de amor, a su imaginación, incapaces de tocar flautas y liras en honor de una de las manifestaciones más elocuentes del ser humano: EL TOREO

#deportes

0 visualizaciones0 comentarios