LA PUBLICIDAD ENGAÑOSA EN INTERNET Y SUS CONSECUENCIAS LEGALES.


 

internet

Desde la edad neolítica, con la aparición de la sociedad agricultora-ganadera, el paleolítico en las sociedades cazadoras-recolectoras, al ser estas depredadores de la economía, cada una de su ramo, las distintas sociedades alcanzan el exceso de productos, mismos que resultan imposibles de aprovecharse por una sola sociedad, por lo tanto, se abre el sistema de intercambio de productos o de bienes, pues al estar especializadas y divididas las distintas sociedades de la antigüedad, sus bienes eran propios de estas y por lo tanto existía una limitación de bienes y productos que no estaban al alcance de todos por su limitante especialización.

Por tal razón, en esos tiempos nace la figura del trueque en donde debido al exceso de bienes y productos adquiridos por cada sociedad, se volvía innecesario determinada cantidad de estos, y en virtud de no poder conseguir o hacerse más fácil la obtención de productos originarios de otra sociedad, comenzaron a intercambiar productos y bienes para así tener mayor variedad en los distintos núcleos sociales, siendo que desde la época del trueque, es que nace la famosa teoría de la oferta y la demanda, o aquí es donde comienza a desarrollarse, pues la necesidad de uno es el exceso de otro, con ello satisfaciendo necesidades de las distintas sociedades.

Posteriormente, al ir creciendo paulatinamente nuestro mercado, es cuando observamos el desarrollo de las necesidades de los diversos sectores poblacionales y de las necesidades creadas por la mercadotecnia, que no es otra cosa que un conjunto de técnicas, estrategias y aplicaciones para la consecución de los objetivos de Mercadeo, y se considera a la Publicidad como una de las herramientas más poderosas de ésta, ya que es utilizada para dar a conocer un determinado mensaje relacionado con sus productos, servicios, ideas u otros, a su grupo objetivo.

A dicho concepto, expertos en la materia la denominan de la siguiente manera: "una comunicación no personal, pagada por un patrocinador claramente identificado, que promueve ideas, organizaciones o productos. Los puntos de venta más habituales para los anuncios son los medios de transmisión por televisión y radio y los impresos (diarios y revistas). Sin embargo, hay muchos otros medios publicitarios, desde los espectaculares a las playeras impresas y, en fechas más recientes, el internet"[1], partiendo de este concepto podemos mencionar que la publicidad es un medio de comunicación indirecta en donde el patrocinador promueve ideas, organizaciones o productos al público en general a efecto de atraerlos o convencerlos de los beneficios de pensar como lo que se pretende expresar, estar dentro de algún sector social o de organización o tener dichos bienes y productos.

Así mismo, a lo largo del tiempo la publicidad evolucionó de una manera gigantesca, que algunos patrocinadores caen en las prácticas de la publicidad “engañosa”, partiendo de hechos o situaciones inverosímiles al momento de aceptar el mensaje externado por esta, y tal cual como lo comentan Stanton, Walker y Etzel, expertos en la materia uno de los puntos de venta más habituales para dicha publicidad es la que podemos encontrar en Internet, pues dicho medio de comunicación, se ha vuelto al día de hoy uno de los más concurridos por la sociedad en general, pues sus contenidos son inimaginables y por lo tanto el interés que despierta en la población no conoce razas, sexos, edades, género, se puede decir que es el medio de comunicación que no conoce el racismo, pues todo está al alcance de todos.


aldo solis

Por lo tanto, Un anuncio engañoso es un anuncio en el que el publicitario retiene información que podría resultar engañosa para los consumidores. Una publicidad engañosa contiene afirmaciones u omisiones explícitas o implícitas que es posible que dirijan mal a un consumidor a realizar una compra o aceptar la propuesta del oferente, según lo establecido en dicho anuncio, los podemos observar de manera discrecional en la web, pues la mayoría de los sitios no tienen un control jurídico que los regule y aún así regulados es una práctica tan común en México que ni siquiera la Televisión que es el medio de comunicación número uno en el país a podido regular los famosos infomerciales, que siempre tienen un "descubrimiento científico", "cura milagrosa", "producto exclusivo, "ingrediente secreto" o "remedio antiguo" que ofrecer.

En ese sentido, es que debemos aprender los medios legales que podemos ejercer en contra de este tipo de publicidad, pues aunque no es un tema mu regulado por nuestra legislación mexicana, tenemos a grandes rasgos tres medios para hacer valer la publicidad engañosa en internet, la primera cuestión la tenemos en materia civil y esta la podemos encontrar en toda publicidad en la web que regule actos entre particulares, la gran particularidad de este supuesto es que debes de culminar la obligación contractual del producto o servicio adquirido, pues en materia de contratos, se necesita acreditar el interés jurídico y este sólo se acredita mediante el instrumento jurídico denominado contrato o convenio, pues derivado de este se puede hacer valer el error como figura jurídica en lo ofertado y lo que realmente fue captado por el receptor de la publicidad engañosa y emitido por el publicitario.

En este tipo de medio legal, no resulta procedente la simple transmisión y recepción de la publicidad engañosa, pues hasta ese momento no existe menoscabo o deterioro en los derechos fundamentales del particular receptor de la publicidad de marras, de igual manera ocurre en la materia penal, que es otro medio por el cual se puede accionar un medio legal en contra de la publicidad engañosa en internet y para demostrarlo debemos atender al tipo penal denominado como “FRAUDE”, que tal como lo menciona el artículo 386 del Código Penal Federal: Comete el delito de fraude el que engañando a uno o aprovechándose del error en que éste se halla se hace ilícitamente de alguna cosa o alcanza un lucro indebido.

Como lo podemos observar del artículo antes transcrito, para poder entender el momento en que se tipifica dicho delito, debemos atender un tanto a la teoría del delito, en relación con los elementos fundamentales del tipo penal, los cuales para el delito en comento son 1.- el engaño, 2.- aprovecharse del error de otro, 3.- obtener ilícitamente una cosa o un lucro indebido; hablando de publicidad engañosa en internet, podemos considerar que el engaño como elemento esencial del tipo penal, se configura de manera nata, pues ese es el tema comentado publicidad engañosa; el punto número dos lo podemos determinar por la situación de cada caso en concreto, pero de manera enunciativa podemos asimilar que dicha publicidad se aprovecha del error provocado por ésta, para llegar al tercer punto y ahí es cuando nos damos cuenta de que no podríamos accionar este medio legal de manera eficiente pues para que se tipifique el acto en cuestión el actor del delito del fraude debe obtener alguna cosa o alguna ganancia por el acto ilícito.

Por lo que podemos concluir que los primeros medios legales que tenemos para defender nuestros derechos ante la publicidad engañosa encontrada en internet, los cuales son por órganos jurisdiccionales en materia civil y penal, tienen una característica, que se debe de concretar la operación ilegal o ilícita, según sea el caso, para que pueda proceder este tipo de acciones legales.

Ahora bien, si volteamos a ver la materia de derecho administrativo, encontramos una dependencia gubernamental denominada PROFECO (Procuraduría Federal del Consumidor) que la misma regula en su legislación aplicable este tipo de prácticas, pues en la Ley Federal de Protección al Consumidor, en su artículo 1, fracción VII, que nos establece el objeto de la ley, el cual es promover y proteger los derechos y cultura del consumidor y procurar la equidad, certeza y seguridad jurídica en las relaciones entre proveedores y consumidores, siendo un principio básico en las relaciones de consumo la protección contra la publicidad engañosa y abusiva, métodos comerciales coercitivos y desleales, así como contra prácticas y cláusulas abusivas o impuestas en el abastecimiento de productos y servicios.

Por lo que analizamos que el mejor medio legal que tenemos para controvertir este tipo de publicidad en medios electrónicos, resulta ser la materia administrativa por medio de la PROFECO, ya que este órgano administrativo prevé que la publicidad debe ser cierta y conforme a lo real de lo publicitado, dicha legislación nacional también tiene el concepto de la publicidad engañosa, el cual se transcribe de su artículo 32: Para los efectos de esta ley, se entiende por información o publicidad engañosa o abusiva aquella que refiere características o información relacionadas con algún bien, producto o servicio que pudiendo o no ser verdaderas, inducen a error o confusión al consumidor por la forma inexacta, falsa, exagerada, parcial, artificiosa o tendenciosa en que se presenta.

Por lo tanto, la misma dependencia puede sin perjuicio de la intervención de alguna otra normatividad 1.- Ordenar la suspensión de la publicidad, 2.- Ordenar la corrección de la información tendiente al engaño y 3.-Imponer sanciones; las cuales podrán ser de $444.33 a $1´421,851.43, conforme a lo dispuesto en el artículo 127 de la ley en comento, por lo que resulta la manera más viable para el consumidor de accionar mecanismos legales para defenderse de ésta práctica engañosa de los medio publicitarios, pues otro beneficio es que aquí no hay necesidad de que hayas aceptado el producto o servicio ofertado por dicha publicidad, ya que sólo tienes que conocer dicha publicidad y denunciarla ante dicha Procuraduría de manera telefónica, escrita, de forma electrónica o mediante medios impresos, en los cuales debes cubrir ciertos requisitos como tus generales para que se ubica la denuncia con una persona cierta.

Como conclusión, debemos observar que la publicación engañosa en internet tiene consecuencias legales tanto para quién la publicita como para la parte receptora, pues dichos medios inclusive pueden convertirse en delitos que podrían llevar a prisión a las personas como lo estudiamos en el cuerpo del presente escrito, pero lo más importante es que debemos cuidar nuestro actuar, pues aunque pensemos que internet es un medio que no tiene mucho control por medios legales, si hablamos de publicidad engañosa tenemos una procuraduría que puede ejercer sus facultades coercitivas a efecto de sacar dicha publicidad, por eso es importante saber cuáles son las consecuencias legales y como receptor de publicidad cuales son nuestros medios para controvertirla y sacar todos estos medios publicitarios basura. Pues sólo conociendo los medios legales es como un país avanza y ejerce presión para mejorar el desarrollo y el crecimiento de una nación.

#opinion

2 visualizaciones0 comentarios