Siembra de cadáveres en México


 

Leonor Reyes Cleto

Un inmenso campo sembrado por cuerpos humanos en diversas etapa de putrefacción bajo el rayo del sol descansando inertes, en posiciones diversas, algunos a flor de tierra, otros metros bajo tierra en zona árida, algunos más bajo tierra húmeda y en sombra.

En silencio caminan noche y día observando con un inmenso respeto por el cuerpo donado en beneficio de la ciencia. Perfectamente equipados, investigadores, docentes y alumnos recabando a diario información, percibiendo la voz silenciosa que grita una historia e inspira poemas “…Qué amor tan callada de la muerte…” (Bequer) por si, no con video, no con fotos, no en libros, si no verificando de manera presencial con todos sus sentidos percibiendo el aroma de la muerte, la evolución de la fauna cadavérica, observando, planteando problemas, elaborando hipótesis, tomando muestras para realizar análisis de laboratorio que les permitan generar nuevo conocimiento en beneficio de la humanidad.

Es un proyecto de Investigación de la Universidad Autónoma de México replicando el modelo de investigación de medicina forense de algunos países de América latina y los Estados Unidos que han tenido a bien implementar investigación de campo en esta área del conocimiento.

¿Me pregunto si tú estás de acuerdo con este proyecto? Tu respuesta probablemente será que sí, pues todo sea en beneficio de la ciencia, sin embargo, te formulo nueva pregunta ¿Estarías dispuesto a donar tu cuerpo para esta investigación? ¡Uff¡ lo sé Quizá no te será tan fácil responder, puesto que pocas personas están realmente preparados para dejar este bello mundo, nos preocupamos por tener una vida bella, por las cosas cotidianas, vivimos al día construimos proyectos, pero poco o nada pensamos en lo que pasará con nuestro cuerpo al morir, muy pocas personas se preocupan por prepararse y despedirse de esta vida dignamente, de hecho, se evade el tema, que decir de comprar un terreno en un panteón o de realizar con anticipación el pago de una bella caja en la cual pueda descansar eternamente nuestro cuerpo, mejor dicho descomponerse hasta llegar al punto de regresar a la naturaleza y encontrar la nada.

Pues estas y muchas más preguntas podrás contestar en una encuesta de la UNAM (Facultad de Medicina) que tiene como finalidad conocer el punto de vista de la población mexicana en el tema “La opinión de la población mexicana respecto a la donación de cuerpos con fines de investigación y docencia” es decir campos de cadáveres para la investigación científica.

En efecto en nuestro país es algo innovador y ciertamente el conocimiento que habrán de adquirir los investigadores, docentes y alumnos será una experiencia invaluable.

Obvio este tema es interesantísimo pero además es muy escabroso, puesto que implica cuestiones sanitarias, de derechos humanos, derecho civil, penal, hasta social y religioso pero además, podría parecer también un tanto egoísta para tu familia, el que donaras tu cuerpo para la investigación, sin permitir que tus seres queridos desahoguen su dolor y sufrimiento ocasionado por el deceso, aunado a que no podrán llevar a cabo una celebración religiosa, sobre todo el cumplir con la tradición de llevar las flores el dos de noviembre y acudir a un lugar específico para revivir recuerdos.

¿Qué pasará luego con los cuerpos donados para investigación en esos campos de muerte y conocimiento?

Pues se deja entrever la posibilidad de permiso previo para la realización de servicios religiosos previos al traslado, además de la devolución del cuerpo una vez concluida la investigación, que ni más ni menos serán a cargo de la Facultad de Medicina de la Universidad más prestigiada de México UNAM por tal motivo y en aras de la ciencia, Yo me apunto.

#opinion

0 visualizaciones0 comentarios