Forjando a campeones de la vida


 

bonaterra

* La Universidad Bonaterra es una institución que se supera día con día, una institiución que no se conforma con que se diga que es un tesoro para Aguascalientes, sino que está para que de allí salgan los que habrán de engrandecernos

Dicen muchos que la buena educación es cara, pero aquí también habría que decirse que la mala resulta carísima. Y en estos tiempos de crisis es cuando se comprueba lo caro que resulta no tener una educación que permita una buena formación profesional y la capacidad de readaptación ante un mundo tan cambiante.La educación no es solamente información ni una simple preparación laboral porque los conocimientos técnicos no mejoran a los hombres, mejoran sus capacidades de acción en determinados campos pero no el sentido ciudadano, tal y como lo pretende la Universidad Panamericana, Campus Bonaterra. Es una institución joven y ejemplar. Bonaterra, dice a FUERZA AGUASCALIENTES don Carlos García Villanueva, no de sus fundadores, es un sueño de progreso y desarrollo que en 26 años se ha consolidado como una de las mejores opciones de la educación superior en Aguascalientes. Hemos hablado aquí muchas veces de cómo surgió la Universidad Autónoma de Aguascalientes, institución que nos llena de orgullo, porque fue producto del esfuerzo de muchas personas que hicieron posible algo que siempre se vio como un sueño. Y es una realidad tan esplendorosa que pronto se vio rebasada. Surgió entonces la necesidad de nuevas instituciones de Educación Superior, algo de verdad increíble para un tiempo tan corto. Y es por ello que apareció Bonaterra, un proyecto que hoy es una realidad que coloca a Aguascalientes como Entidad de privilegio no sólo en el panorama nacional, sino mundial. Hoy a 26 años de que Bonaterra inició formalmente sus actividades, claro que puedo decir con profundo orgullo que esto es una gran satisfacción porque es el premio a un cúmulo de esfuerzos de muchísimas personas. En este 2016 cumplimo26 años, poco más de un cuarto de siglo formando profesionistas de alto impacto, nos dice, y tan es así que actualmente unos 2,200 de lo egresados de licenciatura y otros 4 mil de posgrados, están en diferentes países y un 40% de ellos convertidos en México en dueños de su propia empresa. Otros son directivos de empresas regionales, nacionales e internacionales.


La misión de la Universidad Bonaterra, advierte, es preparar gente para que sean líderes en su área y afortunadamente tenemos a muchos en lugares clave, gente que está trascendiendo que podría calificar como auténticos campeones de la vida. Debo decir algo simpático, muchos de los alumnos llegan a prepararse académicamente y allí han encontrado a su pareja matrimonial y eso es algo positivo para la sociedad. Luego don Carlos dice con profundo orgullo, que uno de los logros que se tienen está en el área de la Robótica. Somos líderes en el mundo, un verdadero icono, con primeros lugares a nivel internacional superando a las Universidades de mucho prestigio y poderío económico e inclusive a Institutos de Investigación de Robótica. Y esto se debe a los maestros, catedráticos e investigadores que se tiene. Y el gran secreto de ellos, agrega, es la constancia en el trabajo. Los éxitos en la vida no se dan milagrosamente ni con varitas mágicas, se requiere constancia y eso es lo que sobra en Bonaterra. Por ello es que los triunfos no sólo son en esa área, los tenemos todas las carreras e inclusive en el deporte, pero independientemente de eso, se les forma a los muchachos un espíritu de libertad, de responsabilidad, de lucha, de esfuerzo y de triunfo con una formación verdaderamente integral y para eso se cuenta con una gran estructura. El triunfo de los estudiantes de Bonaterra y no se diga de los egresados, advierte, es también de los maestros y de los directivos, pero principalmente, de Aguascalientes. Es una institución con espíritu cristiano, preocupada en formar en valores porque creemos que una que no lo hace así deforma al alumno.Cuenta una capilla primorosa que nos obsequió don Gustavo Lomelín Guerra -QEPD-, que cuenta a toda hora con un capellán que cotidianamente oficia misa, pero a nadie se obliga al catolicismo, tan es así que los tenemos de diversas religiones. Y esta religiosidad habla de los valores que se busca en los muchachos.

Los egresados tienen muchas distinciones a nivel mundial, principalmente en el ámbito empresarial y es que, agrega, se les inculca que se autoempleen, ya que fueron empresarios de Aguascalientes, apoyados por el hoy gobernador Carlos Lozano de la Torre, quienes me respaldaron para fundar a Bonaterra. Fue gente visionaria que apostó fuerte y que hoy, a 26 años de distancia, nos sigue apoyando.

Habla luego don Carlos García Villanueva de los triunfos nacionales que han logrado en basquetbol y futbol, por referir sólo algunos.

Esos logros son producto de la constancia, pero lo que verdaderamenten interesa no es lograr títulos deportivos, de Robótica, de Leyes o empresariales, lo que interesa es poner a los muchachos en condiciones de competitividad a nivel mundial.

Y esto se está consiguiendo, agrega, con recursos limitados.

No se busca, reitera, lograr sólo campeonatos, el objetivo principal de Bonaterra es formar a jóvenes que sean auténticamente campeones de la vida, así de fácil. Su misión es muy clara, un nivel académico de excelencia con orientación ética.

Lo más grande, así lo pienso, es lo más sencillo y para eso también se requiere no sólo de constancia, sino de amor a lo que se hace, por lo que la misión es hacer cosas ordinarias de manera extraordinaria, o lo que es lo mismo, lo normal hacerlo muy bien.

Es por ello que Bonaterra cuida muy bien a sus maestros y catedráticos, que además de ser calificados deben ser ejemplos de vida.

Bonaterra nació con esa visión y la ha consolidado con el paso de los años.


De ella egresan buenos profesionistas y buenas personas, lo que se ha logrado con rigor académico, con talento y calidad humana.

El reto, dice don Carlos, es seguir creciendo, con mejores planes de estudio, con programas con visión, como el de Tecnologías Energéticas que los alumnos aún no lo visualizan y que ya estamos implementando, por lo que estoy seguro de que eso también nos convertirá en l¡deres en el pa¡s. Y eso nos va a dar como resultado ofrecerle a la sociedad no sólo buenos profesionistas, sino verdaderos campeones de la vida. Bonaterra, dice ya para concluir, es pues, una Universidad que nació hace 26 años y que se supera día con día, una institución que no se conforma con que se diga que es un orgullo para Aguascalientes, sino que está para que de allí salgan los que habrán de engrandecernos.

#local

2 visualizaciones0 comentarios