En la época de la prehistoria


Cuando Aguascalientes fue Mar

 

* En lo que es el complejo del Caracol está representada una época auténticamente de película de la fauna que predominó en esta región y que vale la pena visitar para disfrutarla

¿Quién no se ha emocionado con las películas de Jurasic Park?

¿Quién no ha disfrutado de ese mundo fantástico de la prehistoria que nos presenta el cine?

Ese tipo de películas ha gustado, de siempre, a niños y adultos.

Nos hablan de una época remota y fantástica en la que el hombre iniciaba a escribir la gran historia de la humanidad.

Y esto no es ciencia ficción.

Es, según los científicos y los historiadores, una gran verdad.

Una verdad en la que aunque parezca increíble también Aguascalientes ha sido protagonista.

Y no estamos hablando de una mera invención, sino de una realidad, una verdad que hoy en el siglo XXI pareciera de película pues la gran mayoría de los aguascalentenses y hasta sus autoridades la desconocen.

Y vaya que nos asombró conocer parte de ella.

A unos días de haber iniciado nuestras historias en FUERZA AGUASCALIENTES nuevamente nos fuimos de aventura esta semana y quisimos recorrer los túneles de la ciudad, bajo la guía de Martín Reyes Castillo, el hombre que ha descubierto y recorrido muchos de ellos.

Acudimos a varios y luego nos llevó a los del Cedazo, que parten de lo que hoy es el Centro Recreativo El Caracol y llegan al barrio de El Encino y al centro de la ciudad.

La experiencia fue emocionante y hasta Martín nos metió un susto tremendo en la profundidad de uno de los túneles, pero de ella hablaremos en otra edición, porque allí en nos encontramos con Miguel Vázquez, un jovencísimo investigador paleontológico que nos maravilló al platicarnos que hace millones de años lo que es hoy Aguascalientes fue un mar.

Eso fue algo que simplemente no podíamos creer y hasta nos atrevimos a decirle que ¿que de cual había fumado?

¿A ver, a ver, le dijimos, cómo está eso?.


Para los que no lo saben y mucho menos se lo imaginan, nos dijo, está plenamente comprobado que hace aproximadamente 85 millones de años, Aguascalientes se encontraba bajo las aguas de un mar interior que se extendía desde lo que hoy es el Estado de Arkansas, en Estados Unidos, hasta la parte centro de nuestro país.

En nuestra vida periodística de más dd 40 años hemos dado cuenta de la historia de la fundación de Aguascalientes, sus personajes y de uno y mil pasajes de su desarrollo, pero nunca nos habían hablado de esto, es algo increíble, le dijimos a Miguel.

Esta es una gran verdad y muchos investigadores han encontrado pruebas contundentes, entre ellos don Oswald Mosser Barandun, un famoso paleontolo suizo que llegó a esta ciudad en 1942 y durante varios años hizo ése y muchos otros descubrimientos extraordinarios.

Aquí, advierte Miguel, no se han detectado suelos continentales que facilitaran encontrar restos de dinosaurios, sin embargo sí se han hallado organismos contemporáneos de origen acuático, esto es de algunos invertebrados.

Habría que desarrollar una investigación más a fondo, que obviamente requiere de muchos recursos, para corroborar que nuestro territorio estaba sumergido en ese mar interior.

Y claro que pudo haber sucedido que en alguna época emergiera un pequeño islote que pudiera haber sido habitable por algunas creaturas terrestres, sin embargo lo que parece ser cierto es que durante la época de los dinosaurios, este territorio fue una área marina.

A finales de la época cretásica regiones como Chihuahua y Coahuila también estuvieron sumergidas en ese mar interior, pues se han encontrado organismos marinos y restos de dinosaurios, los que no llegaron hasta Aguascalientes.

Allí se han hallado restos de los llamados dinosaurios "pico de pato" y hasta de los conocidos como tironosaurios.

Parece increíble, agrega Miguel Vázquez, pero Aguascalientes fue una zona marítima y de eso el INAH tiene investigaciones contundentes, pues algunos de los fósiles que se han rescatado son de origen marino.

Hablando de una época relativamente reciente, esto es del Pleistoceno tardío, hace unos diez mil años, desapareció la mega fauna y una de las grandes interrogantes es ¿por qué aquí todavía no encontramos indicios de la presencia humana?.

Debo destacar que en regiones cercanas sí los han hallado y hay pruebas de la existencia de homo sapiens que cazaban para sobrevivir.


En San Luis Potosí, según investigaciones, hay rastros de la presencia humana hace 33 mil años.

En Aguascalientes existe un hueco en ese tipo de información y hay un gran salto al respecto porque los vestigios encontrados, de animales, datan de hace unos dos mil años en la región de El Ocote.

La presencia humana aquí no está definida en que época se dio, aunque el registro que se tiene dice que en El Ocote y la Barranca de Santiago apareció hace poco menos de dos mil millones de años.

Y mientras nos platicaba Miguel nos llevó a recorrer, junto con Martín Reyes Castillo, el túnel y la cueva de Juan Chávez, para luego pasar a una zona de El Caracol que pareciera ser una reproducción de Jurasic Park.

Es un lugar que todo Aguascalientes debería visitar.

Y la verdad que nos maravillamos porque es un lugar que todo Aguascalientes debería visitar y que sin embargo hoy casi está en el abandono, quizás por falta de promoción.

Aquí hemos encontrado restos de peces endémicos, "charalitos" así como yo, nos dice Martín.

Algunos, advierte Miguel, recibieron el nombre científico de Aguascalientes.

Si bien aquí no hubo dinosaurios, pero sí algunas creaturas del Mioceno y Pleistoceno, como el Aguascalentia Wilson (camello parecido a las llamas sudamericanas), bisón Aguascalentesis (bisonte), Asinus Equus Aguascalentesis (especie de caballo, cebra y asno), Canis Cedazoensis (cánido del Cedazo).

Y Miguel nos lleva a conocer recreaciones de esos animales, recreados en fibra de vidrio, que vivieron en el Miocenio medio y el Pleistoceno, hace unos 15 millones de años.

Muchos de los restos fósiles marinos se han encontrado principalmente en Asientos y Tepezalá que, según las investigaciones, datan de hace unos 85 millones de años.

¿El meteorito de Xinchulub desapareció esa mega fauna?, le preguntamos.


Se afirma, responde, que cayó en esa región de Yucatán hace 65 millones de años, pero está comprobado que fue sólo un factor de extinción pero no total, porque cientos de años después siguieron viviendo dinosaurios, que desaparecen a razón de otros factores, como los cambios climáticos y enfermedades virales, entre otros.

En nuestra zona existieron esos animales que aquí mostramos en recreaciones, como los Oreodontes, o el Osteoborus, el "quebrantahues", similar a la hiena africana, también existió un rinoceronte de apenas un metro y que tenía dos cuernos, así como una felino impresionante de 280 kilogramos, una especie que habitó aquí hace unos diez mil años, encontrando sus fósiles el doctor Mosser.

Miguel nos muestra una a una las recreaciones de los animales que habitaron Aguascalientes, como el oso perezoso gigante de casi 5 metros de altura, al igual que los armadillos del tamaño de un elefante.

Había bisontes de enorme cornamenta y mamuts gigantescos, todos ellos representados en esta cañada aledaña a la presa del Cedazo que la gente de Aguascalientes debería de conocer, nos dice Miguel Vázquez.¿Aguascalientes un Jurásica Park?

Así es, no es una fantasía, es una realidad que se puede comprobar si se visita el Centro Turístico El Caracol, algo que vale la pena y que está dentro de la ciudad.

#nosotrosags

8 visualizaciones0 comentarios